twitter facebook

07.01.19 | CERRÓ UN GRAN AÑO

Más allá de no haber podido coronar la temporada como lo hubiese querido y como lo demostró en gran parte del campeonato, el 2018 deja un balance más que positivo para Guillermo Rodríguez dentro de los Amigos Fiat 1.4.

Desde su desembarco en la categoría Guille siempre intentó ir por más y nunca bajó los brazos, por lo que este año tuvo su merecido premio y resultó en gran parte del certamen la referencia a seguir ya que marcó el rumbo del torneo hasta la 9ª cita donde sufrió un fuerte vuelco.


A partir de allí, en las últimas dos fechas y con un auto nuevo no pudo repetir todo lo bueno que venía haciendo hasta el momento para finalmente quedar 3° en la tabla anual.


A pesar de todo el gran nivel conductivo evidenciado por el piloto de Lomas de Zamora, quien alcanzó 3 triunfos en series y dos victorias en finales sobre el auto que le entregó de gran manera el Saavedra Motorsport lo dejó más que satisfecho, a lo que apuntó: “El año en lo personal fue excelente tanto a nivel conductivo como competitivo ya que me dejó momentos muy buenos. Quiero agradecer a mi familia por el apoyo incondicional, a mi hermano Alejandro, a Carlitos que trabajó muchísimo, a mi equipo que estuvo siempre tanto en los momentos buenos como malos, a Nicolás Richar y Martin Saba por la ayuda que me brindaron y a Jony Sosa y Emiliano González que me ayudaron cuando más lo necesite” concluyó.

 

 

Nota: Julio Merola - Prensa Amigos Fiat 1.4