twitter facebook

03.01.19 | UN MERECIDO CAMPEÓN

Oscar Rodríguez cerró una temporada fantástica en los Amigos Fiat 1.4 y tras mucho trabajar junto al Talamona Competición alcanzaron el cetro de la divisional.

Sin lugar a dudas que el espíritu ganador de Oscar lo llevaban en cada inicio de temporada a dar lo mejor para aspirar a luchar por el cetro aunque por diversas cuestiones le venía siendo esquiva la lucha por corona. Este año tampoco le resultó fácil y mucho tuvo que trabajar en reamar todo un auto junto al Talamona Competición para ir encontrando un funcionamiento que fue en ascenso fecha tras fecha para en Concepción del Uruguay, escenario de la anteúltima cita del año, torcer a su favor el campeonato y llegó a Buenos Aires como líder, en búsqueda de la tan ansiada corona.


Con un auto que fue muy contundente en el coliseo porteño, Oscar hizo un paseo veloz en cada salida a pista para terminar consagrándose campeón, entregándole así un nuevo título al equipo que comanda Juan Cruz Talamona.


Tras los festejos por la obtención del título, el piloto de Avellaneda declaró: “Este campeonato lo viví muy feliz, muy tranquilo y si bien no es mi primera definición de campeonato después de la primera tanda de entrenamientos del sábado me relajé porque el auto funcionaba excelente.


Juan Cruz Talamona y Curly Muñoz me dieron un gran auto con lo cual decidí no salir a pista en la segunda tanda y esperé la clasificación donde ‘rompimos’ los relojes. En la serie fui a buscar esos puntos que me faltaban para asegurarme el campeonato y el “Zorro” Busto hizo una buena serie, me siguió de cerca pero pudimos terminar como ganadores lo cual ya me alcanzaba para ser campeón.


A pesar de eso la Final igualmente quería ganarla ya que nos costó mucho poner a punto el auto porque estaba descartado y después de la segunda fecha cuando decidí cambiar de equipo lo llevé de Juan y nos pusimos a trabajar con todo el equipo para recuperarlo. Tiene una carga emotiva y un afecto especial este auto porque se lo compramos a José Viñas hace muchos años y él después falleció, así que más aún queríamos hacerlo funcionar y lo conseguimos.


Recuerdo que cuando llegué al taller les dije acá tenes el auto, hay que armarlo que quiero ser campeón y tanto Juan como Curly se rieron pero de ese momento en adelante yo presentía que iba a ser campeón. Siempre tuve fe porque conozco al equipo, ya gané cuatro campeonatos con ellos, sé cómo trabajan, la capacidad que tiene Juan Cruz, las ganas que le ponen al auto pero ni ellos estaban creídos que íbamos a ser campeones.


Yo les dije trabajen que vamos a ser campeones y finalmente se nos dio. Nos costó mucho, fue un auto bastante indócil, lo reconstruimos, le hicimos de todo pero es complejo de manejar, costó encontrarle la vuelta pero en las últimas fechas pudimos tener un gran funcionamiento. Cuando fuimos a Concepción llegamos detrás de Guille Rodríguez que se mantuvo todo el año con una gran cantidad de puntos a su favor, lo cual hizo que siguiéramos trabajando porque éramos los perseguidores y fuimos con un gran auto, muy rendidor y tuvimos esa cuota de suerte que nos permitió sumar muchos puntos y él junto a Nico Regueiro no pudieron sumar lo cual nos dio esa diferencia para llegar tranquilos a la definición.


Ahora estamos disfrutando de la consagración, sabemos que el año que viene vamos a seguir en la categoría y vamos a seguir trabajando como lo hicimos hasta ahora. Este título no hubiese sido posible sin Juan y Curly que trabajaron incansablemente todo el año, no hay palabras para agradecerle a Juan Cruz y todo su equipo ya que en los últimos 6 años consiguieron 6 título en las distintas categorías en las que participan, con lo cual trabajar con él te da el valor agregado porque no se queda con nada, siempre busca más y eso te obliga a mejorar en todos los aspectos. Soy consciente que el título no se gana solo con carreras, sino también con trabajo y con esa cuotita de suerte que necesitaba para ser campeón y que esta vez tuvimos.


Agradezco como siempre a mi familia por el apoyo incondicional, a todo el Talamona Competición, a mis amigos y a Transporte y Logística Rodríguez que hizo el aporte económico para que yo pueda estar en la pista” declaró el 18° monarca distinto que tiene la divisional.

 


Nota: Julio Merola - Prensa Amigos Fiat 1.4