twitter facebook

11.11.18 | CON TODO PREPARADO

Tras sufrir la pinchadura del neumático trasero izquierdo en la última cita, Luciano Gil no pudo completar la carrera pero no baja los brazos y junto a su hermano Leo y su papá Pedro trabajan para ser de la partida en Concepción del Uruguay.

El binomio conformado por Luciano y Leonardo Gil vienen teniendo una temporada para el olvido ya que desde su retorno diversas complicaciones lo han perjudicado y no han podido redondear un fin de semana como lo imaginaban. Pero más allá de eso no bajan los brazos y ya trabajan con la mente puesta en lo que será la próxima reunión puntuable en el autódromo de Concepción del Uruguay, escenario que visitará por primera vez la categoría y que será nuevo para la mayoría de los protagonistas, con lo cual se ilusionan con poder adaptarse rápido y conseguir dos grandes resultados, ya que correrán una final cada uno.


“Estamos esperando la próxima fecha con buenas expectativas, en un nuevo circuito que cae muy bien a la categoría la cual está muy pareja y muy competitiva. En cuanto al auto nuestro se hizo un repaso en el chasis respecto de la última carrera así que estamos muy entusiasmados con esta nueva cita donde esperemos poder tener una buena actuación para darle una alegría a todos los que nos apoyan y acompañan: a mi viejo y mi hermano que trabajan incansablemente en el auto, a Memo, Daniel, Javier, Delia, Damián y a nuestras familias” comentó Luciano.

 


Nota: Julio Merola - Prensa Amigos Fiat 1.4