twitter facebook

09.08.18 | POR LA REVANCHA

Leandro Cunioli venía cumpliendo una gran actuación en Dolores hasta que un error ajeno a él lo dejó con las manos vacías.

Sin lugar a dudas que después de mucho trabajar, en Dolores, Leandro volvió a tener un auto contundente y se volvió a posicionar en los puestos se vanguardia hasta que en la final un error del auto de seguridad hizo que por un choque rompiera el radiador y debiera abandonar.


Más allá de ese inconveniente, el piloto de Longchamps sabe que tiene un gran potencial para pelear por el podio en las fechas que restan y junto a su papá y Pancho ya tienen el auto reparado a la espera de la próxima competencia.


"Aún no definí si voy a estar presente en La Plata por motivos personales pero es casi seguro que corra. El auto evolucionó mucho y en Dolores pudimos demostrarlo hasta ese error que nos privó de cerrar un buen domingo. Más allá de eso volvimos a encontrar un gran funcionamiento y para esta carrera ya cambiamos el radiador, arreglamos la chapa e hicimos el service del motor, la caja y los amortiguadores, así que esperemos poder cortar la mala fortuna que venimos teniendo" expresó.

 


Nota: Julio Merola - Prensa Amigos Fiat 1.4