twitter facebook

21.07.16 | Y UN DÍA VOLVIÓ

Leandro Cunioli venía con el paso cambiado dentro de los Amigos Fiat, pero se pudo recuperar con una gran actuación, alcanzando el podio y erigiéndose como serio protagonista para lo que resta del año.

Sin lugar a dudas que la temporada 2016 venía siendo por demás complicada a Leandro que no encontraba resultados y no podía redondear una buena actuación. La mejoría mostrada en la carrera pasada incrementaba las ilusiones del piloto de Longchamps con poder ser protagonista este fin de semana y así lo ratificó en cada salida a pista, siendo gran protagonista y redondeando el domingo con un merecido segundo lugar.
Una vez concluida la competencia declaró: “La verdad que estaba ansioso por subirme al auto  ya que mi papá había hecho unos cuantos cambios en la parte delantera para mejor a lo que estaba y confiaba en que íbamos andar bien.


A medida que fuimos saliendo a pista fuimos acomodando el chasis y fuimos mejorando, por lo que quería el podio principalmente por él y por todos los chicos que trabajaron en el auto” arrancó diciendo Lean que añadió: “Igualmente seguimos con una patinada importante y eso hizo que no quisiera arriesgar a quedarme con las manos vacías, entonces preferí especular y no perder el ritmo con ellos en la final.


El cambio fue muy notorio en el auto ya que ahora está estable todas las vueltas y sobre todo lo llevas por donde querés cosa que antes no se podía ya que se ponía inmanejable”.


Claro que todo esto no fue de un día para otro, sino que requirió de mucho trabajo, por lo que de ahora en más dijo: “Trabajamos con la idea de que aparezca el auto que conocíamos, que nos dio tantas alegrías y mi viejo va a seguir trabajando para llegar a eso.


Cuando peleamos la serie me di cuenta que estábamos competitivos, entonces sabía que tenía que hacer una buena carrera para tratar de llegar al podio”.


Para el cierre y consultado sobre si ahora será más fácil ilusionarse con una victoria expresó: “La ilusión siempre estuvo, pero sabía que como veníamos era imposible y ahora vuelve de lleno esa ilusión por ganar mi primer carrera en la categoría.
Agradezco a mi viejo que nunca bajo los brazos y vive esto con mucha pasión y gracias a él festejamos, a Sebastián “Piripi” Lepera por el excelente motor que me entrego, a Mariano, Javi, Ariel, Pancho, Fer y Lenteja del Bussetti Competición que todos aportaron lo suyo, a Jorge ‘Pitu’ Molina e hijo y como siempre a mi familia Vero, Mica y Emi que me apoyan en esto”.

 


Nota: Julio Merola - Prensa Amigos Fiat 1.4