twitter facebook

28.03.19 | UN TRIUNFO CELESTIAL

Juan Cruz Talamona dominó la primera final del año de los Amigos Fiat 1.4 sobre el auto que comparte con su sobrino Maxi.

Sin lugar a dudas la familia Talamona es sinónimo de automovilismo pero el arranque de este 2019 parecía complicado para ellos porque Maxi tuvo que ser operado y no planeaba estar en la primera cita y Juan Cruz encaraba un proyecto ambicioso dentro del Turismo Nacional, aunque la situación económica del país hizo que se pospusiera.


Así fue como charla de por medio, tío y sobrino decidieron formar un binomio y Daniel Salvatore junto con Horacio Tarantola comenzaron a armar el auto, que estaba totalmente desarmado. Tras muchas horas de trabajo se llegó a la primera carrera y el auto presentó un diseño similar al utilizado por Julio César, el papá de Maxi en sus épocas gloriosas dentro del TN.


Por tal motivo es que el desafío era aún mayor para Juan Cruz que hizo una gran carrera para conseguir el triunfo, llegando a la cuadriculada con la caja rota pero seguramente empujado desde el cielo por su hermano Julio y su papá Tito, cumpliendo así el anhelo que tantas veces había imaginado.


Tras cumplir el sueño y con algunas lágrimas en los ojos, el ex campeón de la divisional declaró: “Cumplí el sueño de poder ganar con mi sobrino y dedicarselo a mi hermano y mi viejo que seguramente nos apoyaron desde arriba. Siento una emoción muy grande por haber logrado esta victoria” comenzó diciendo Juan que sobre la carrera añadió: “Había largado bien pero por evitar un roce perdí varias posiciones y luego pude recuperarme rápidamente para quedar segundo. Rodrigo Ituarte había hecho una diferencia importante en la punta con lo cual clasifiqué todas las vueltas para tratar de descontar y después hicimos maniobras muy lindas hasta que él comete un semi trompo y ahí pude escaparme en la punta lo que prácticamente me allano el camino a la victoria ya que en el final empezamos a sufrir con un problema en la caja que se rompió pero con la diferencia que habíamos hecho pudimos conseguir la victoria.


Después fue una pena lo que sucedió con Maxi Talamona ya le cambiamos la caja y la cuarta nunca entró porque sino estábamos para haber sumado una mayor cantidad de puntos. Igualmente sumamos, ya ganamos la carrera que es positiva pensando en el campeonato y encontré una categoría que está pasando su mejor momento. La situación del país está muy difícil y la categoría está en un excelente momento pasando una gran realidad, con una gran competitividad de pilotos y de equipos lo cual hace que no podamos relajarnos y que tengamos que seguir trabajando carrera a carrera.


Creo que hay muchos autos en condiciones de ganar pero nosotros estamos bien y vamos a trabajar en la puesta a punto del chasis porque se consume mucho la goma trasera la cual hay que trabajarla porque la estamos empezando a conocer y acomodar los autos pero desde mi punto de vista va a hacer que sean carreras mucho más divertidas.


Agradezco a Andrés, Topo, Alberto, Dani y obviamente a Maxi por la confianza, por lo que le dedicamos este triunfo a mi viejo y mi hermano que fue especial también porque pudimos hacerlo con los colores que utilizaba Julio y con el N° que utilizamos todos en nuestro debut” expresó.


Para el final y entre risas a tono de broma dijo: “Ya le dijimos a Dani que vaya encargando un par de puertas y guardabarros porque va a ser un año apretado” concluyó sonriente el piloto de Avellaneda.

 


Nota: Julio Merola - Prensa Amigos Fiat 1.4