twitter facebook

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

11.09.16 | CON RITMO DEMOLEDOR

Patricio Stasio consiguió un importante triunfo que lo acerca cada vez más al campeonato, que podrá conseguir en la segunda competencia de esta tarde con solo arribar a la cuadriculada.

La primera de las dos finales de esta 8ª fecha comenzó este mediodía y tuvo un solo dominador: Patricio Stasio. El puntero del campeonato rápidamente se hizo del liderazgo para dominar a voluntad las acciones de la competencia y tras 12 rondas logró ganar su 6ª carrera del año que le permite quedar a las puertas de un nuevo título.


Tras mantener una intensa pelea la segunda ubicación quedó en manos de Leandro Cunioli quien confirmó así su gran presente en tanto que en una buena revancha personal Alejandro Rodríguez llegó tercero, volviendo a ocupar un lugar en el podio sobre el auto del Sosa Competición.


Maximiliano Talamona pudo evitar una serie de roces que se produjeron delante suyo entre Nicolás Regueiro, Guillermo Rodríguez y Rodrigo Ituarte, cuando venían los 4 soldados y en la zona del cambio de mano un roce entre estos tres últimos, termino dejando a todos fuera de competencia, logró arribar 4° con el auto de la familia Genés y sigue confirmando su progreso en la divisional, en tanto que Víctor Pecci de muy buena remontada logró llegar 5° a la cuadriculada. Gustavo Colombo en una buena carrera por momentos defendiendo la posición con uñas y dientes quedó 6° consiguiendo así su mejor resultado en la categoría, en tanto que Dardo Nanzer con una gran maniobra en la última curva llego 7° por delante de Fabián Beauvais, “Curly” Muñoz y Braian Punta quien a pesar de sufrir con un cable de bujía logró meterse nuevamente dentro del top ten. Haciendo una carrera prolija, Alfredo Picardi llegó a la cuadriculada y completó el total de los giros.


La final que tuvo varias emociones dejó un nuevo triunfo para Patricio Stasio quien quedó a las puertas del tri campeonato que buscará confirmar en la segunda final, para seguramente mirar al cielo y dedicársela a su papá que lo guía desde arriba.