twitter facebook

06.08.16 | CON SABOR A POCO

Así se volvió Víctor Pecci de la última carrera, ya que tras haber hecho una buena final, una sanción del comisariato deportivo lo terminó dejando con las manos vacías.

Dos sanciones una vez concluidas la serie primero y la final después, terminaron privando al piloto de Temperley de seguir sumando valiosos puntos en función de la tabla anual, donde ahora se posiciona tercero con 86 unidades.


Más allá de eso quedó demostrado el gran auto con el que cuenta y hasta llegó a liderar por un momento el parcial, pero una equivocación lo hizo quedar retrasado. En la Final nuevamente hizo un trabajo impecable para ir escalando posiciones poco a poco, pero una vez finalizada la prueba una sanción del Comisario Deportivo lo hizo quedar 11° en el ordenamiento final, perdiendo así una buena posibilidad de seguir sumando puntos en función de la tabla anual.


“El análisis de la última carrera nos dejó con un gusto amargo y algo de incertidumbre. En la serie me equivoqué y pagué caro el error largando 12, pero en la Final hice lo correcto, vi el Auto de Seguridad y me sancionaron por error” arrancó diciendo el Doctor que añadió: “Estar entre los tres primeros del campeonato este año es un orgullo para mí y no es nada fácil poder mantenerse en la pelea, pero que me quiten los puntos en la torre de control me dolió mucho.


Me vine desanimado y sin ganas de nada e incluso de abandonar, pero mi papá y mi Tío Lito nos enseñaron a mí y a mi hermano a no bajar los brazos en nada que emprendamos, así que junto con Rubén Tadiotto, que me dan un gran auto continuaremos por el mismo camino y con más ganas que nunca de tratar de seguir estando ahí adelante.


La verdad es que el funcionamiento del auto es impecable, funciona muy bien en general y estaremos probando antes de la próxima carrera para seguir limando algunos detalles. Agradezco a Rotisería La Fronterita por el apoyo y a toda mi familia” concluyó Víctor.

 


Nota: Julio Merola - Prensa Amigos Fiat 1.4